Llámenos

+34 902 10 45 81

Elevadores, montacargas y subescaleras

¡Juntos encontraremos la mejor solución!

Las ciudades han ido eliminando multitud de barreras arquitectónicas en los edificios públicos en la linea de permitir la accesibilidad indistintamente de las condiciones de movilidad de los usuarios.

La accesibilidad en un edificio público debe incluir los accesos, los itinerarios interiores, los aseos, la señalización, y los desplazamientos entre las distintas plantas, si las hay.

La normativa actual determina que en todo edificio debe existir un itinerario accesible fácilmente localizable que comunique al menos una entrada principal accesible con la vía pública y con las plazas accesibles de aparcamiento.

Las puertas de las entradas accesibles contarán con señalización e iluminación suficiente para ser localizadas tanto desde el interior como desde el exterior. A ambos lados existirá un espacio para el acceso de usuarios en sillas de ruedas. El pavimento deberá contar con la textura adecuada para disminuir los riesgos de resbalamiento.

Los edificios contarán con los elementos necesarios para permitir el acceso y uso de los mismos a personas acompañadas de perros guía o cualquier otro tipo de ayuda.

Los espacios situados en diferentes niveles contarán, en todo caso, con un medio accesible alternativo a las escaleras. En el caso de edificios de pública concurrencia de más de una planta, siempre contarán con un elevador accesible, mientras que en el caso de edificios de viviendas con más de dos plantas, contarán con rampa o ascensor accesible, o bien cumplirán las condiciones que permitan su instalación posterior.

El espacio frontero a la puerta del ascensor debe permitir el acceso al mismo por personas en silla de ruedas o necesitadas de otras ayudas técnicas, salvo cuando esto no sea posible en el caso de edificios ya existentes.

La normativa actual también determina que en salones de actos, salas de espectáculos y locales con asientos fijos deberán existir asientos convertibles cercanos a las vías de salida. Todos los edificios públicos de nueva planta estarán dotados de aseos accesibles.

Para cumplir con estas exigencias las administraciones disponen de distintos sistemas para mejorar la accesibilidad en edificios públicos, como la construcción de rampas, garantizar anchuras suficientes y espacios de giro para la movilidad en sillas de ruedas, la instalación de elevadores, plataformas para salvar pequeños desniveles, ascensores, etc.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *