Llámenos

+34 972 171 374

Accesibilidad, ascensores, salvaescaleras y plataformas industriales

¡Juntos encontraremos la mejor solución!

La diversidad física de las personas es una realidad incuestionable y sin embargo, a día de hoy, aún hay muchos edificios que no cumplen los requisitos de accesibilidad exigidos por ley.

Uno de los principales objetivos, tanto en viviendas particulares como en espacios públicos, es que las personas con movilidad reducida puedan desplazarse con la máxima autonomía posible. Actualmente existen numerosos recursos técnicos para poder adaptar los principales obstáculos que pueden existir, como por ejemplo las escaleras.

Una solución de accesibilidad óptima debe eliminar las barreras arquitectónicas y adaptar los espacios de acuerdo a los condicionamientos legales, administrativos y económicos que existan.

En Enier ofrecemos una amplia gama de productos y soluciones de elevación y accesibilidad para facilitar la mayor libertad de movimiento a las personas con movilidad reducida, mejorando así su calidad de vida.

Las plataformas de elevación vertical son una de las mejores soluciones para desplazamientos de poco recorrido. Pueden llegar hasta los 3 metros y, a diferencia de otros productos, se instalan fuera de la escalera. Son ideales para comunidades de propietarios o uso público.

En el caso de barreras arquitectónicas más elevadas, desde Enier proponemos los ascensores unifamiliares. Son silenciosos y confortables y perfectos para viviendas particulares. También se adaptan a cualquier entorno y además no requieren de cuarto de máquinas. En lo que se refiere al consumo, es mínimo dado que no consumen en bajada y la iluminación de la cabina solo se activa cuando se usa.

Finalmente, las sillas salvaescaleras pueden ser una solución ideal en muchos casos. Si bien sus prestaciones son menores que las de un ascensor, se pueden instalar en todo tipo de escaleras, indistintamente de si son en interior o exterior. Permite subir fácilmente y de forma cómoda y segura a las distintas plantas del edificio. Funciona incluso en eventuales cortes del suministro eléctrico y solo es necesario disponer de una toma de corriente a la que conecta el transformador que mantiene las baterías de la silla a plena carga.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *