Llámenos

+34 902 10 45 81

Elevadores, montacargas y subescaleras

¡Juntos encontraremos la mejor solución!

Un dato muy significativo a tener en cuenta por los empresarios a la hora de diseñar sus locales, es que en España hay cerca de 4 millones de personas que sufren una discapacidad, y que, de alguna u otra forma se ven obligados a depender de terceros. Además, si tenemos en cuenta que cada persona con discapacidad que entra en un local atrae una media de 1,5 acompañantes, nos encontramos ante un importante potencial de crecimiento de clientes para el establecimiento.

Por este motivo, la adecuación del comercio, restaurante o alojamiento a las necesidades de las personas con discapacidad, no sólo mejora la imagen de las empresas, identificándolas como socialmente responsables, sino que aumenta la calidad del servicio a sus clientes, que cada vez lo valoran más, al tiempo que es una forma de poder atraer a nuevos clientes.

Hay que tener en cuenta que un escalón o desnivel constituye una barrera para el desplazamiento de una persona en silla de ruedas, con bastones o con discapacidad visual. Cuando en el itinerario haya una escalera, debe siempre existir un itinerario alternativo accesible, resuelto por medio de una rampa, un elevador o una plataforma salvaescalera.

Cuando la escalera disponga de una plataforma salvaescaleras, al principio y final de la misma se deberá poder inscribir una circunferencia de 1,50 m de diámetro que permita a una persona en silla de ruedas hacer un giro de 360°. Si de lo que se trata es de habilitar la accesibilidad a otra planta de un establecimiento lo mejor será instalar un elevador.

En definitiva, la instalación de soluciones para eliminar barreras arquitectónicas en los establecimientos comerciales, implica un doble beneficio ya que por un lado mejora la responsabilidad social de la empresa y por otro comporta la posibilidad de atraer nuevos clientes.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *