Llámenos

+34 902 10 45 81

Elevadores, montacargas y subescaleras

¡Juntos encontraremos la mejor solución!

Los elevadores son máquinas que su misión es transportar a las personas desde  una planta a otra del  edificio, además  son instalaciones que suponen una  razonable inversión. Por esta razón, su correcto estado y perfecto funcionamiento se convierte en una cuestión de vital importancia, principalmente  para la seguridad de los usuarios, pero también para que de algún modo la inversión en el elevador quede protegida.

Así que, ¿qué recomendamos desde enier? Ya lo dice el refrán, “más vale prevenir que curar”. Pues lo aplicamos igual a los elevadores: lo ideal es anticiparte y resolver los problemas antes de que estos surjan. No somos los únicos que apostamos por esta recomendación, pues existen reglamentaciones que obligan a los ascensores a someterse a procesos de mantenimiento.

Existen dos tipos de ascensores verticales, los eléctricos y los hidráulicos como los nuestros. Si bien, el usuario no nota diferencia, los expertos sí. Los hidráulicos se llaman así porque obtienen el movimiento a partir de un cilindro hidráulico alimentado con aceite. Por eso, es importante que el aceite se cambie antes de que se degrade, y se revisen todos los elementos eléctricos de seguridad así como la estructura mecánica (importante en los dos tipos de ascensores). En el mantenimiento preventivo, se tiene en cuenta varias partes y se revisa entre otros, las puertas de cada planta o de la cabina si la lleva, que deben estar siempre en perfecto estado de funcionamiento porque de ello depende una gran parte de la seguridad, así como la guía y los cables que sostienen la cabina del elevador junto a los elementos que permiten que dichos cables hagan subir o bajar el habitáculo o cabina del ascensor, según el movimiento solicitado desde el interior de la cabina o desde el rellano de cada piso. Tampoco podemos olvidar la propia cabina, que también necesita de su revisión periódica, puesto que es un elemento más de los ascensores.

Así que, esperamos que este post te haya servido para que te conciencies de la importancia de tener un elevador o ascensor en perfectas condiciones. ¿El principal motivo? Como ya hemos dicho, la seguridad para el usuario, junto con el económico. Cuidando las cosas, en este caso un elevador, se garantiza la tranquilidad en el uso y suele darse por buena y satisfactoria la inversión inicial.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *