Llámenos

+34 902 10 45 81

Elevadores, montacargas y subescaleras

¡Juntos encontraremos la mejor solución!

Seguramente hay toda una generación que recuerda la silla salvaescaleras mas famosa del cine. Son muchos los que todavía tienen presente la escena mas gamberra de la película Los Gremlins.

Gremlins es una película americana dirigida en 1984 por Joe Dante y producida por Steven Spielberg. La historia se basa en el original regalo que hace un padre a su hijo por Navidad, una curiosa mascota llamada Gizmo. Pero la criatura, si le toca el agua, la luz o se le da de comer pasada la media noche se convierte en un pequeño monstruo, que además puede multiplicarse.

Una vez transformados, los gremlins, son unas criaturas muy activas, que se disponen a destruir todo lo que pueden. En la película, después que les toque el agua pasada la media noche, hieren a un hombre que está poniendo de correo en un buzón, alteran la red eléctrica provocando cortes de luz en la ciudad, causan accidentes de coche poniendo todas las luces en verde en un cruze, etc.

En la mítica escena a la que nos referimos, sabotean la silla salvaescaleras de la sra. Deagle. La señora Deagle usaba habitualmente su silla salvaescaleras para acceder al segundo piso de su vivienda y evitar, así, tener que subirla a pie. Pero ese día uno de los Gremlins manipula la instalación de la silla salvaescaleras y cuando la señora Deagle se dispone a utilizarla, sale disparada a toda velocidad y acaba expulsada de la casa travesando el ventanal de la fachada.

Es curioso como una película de 1984 fue capaz de popularizar un aparato como la silla salvaescaleras, ya que por aquellos tiempos todavía no se instalaban muchas. No cabe duda que la escena de humor negro de los Gremlins ha marcado a toda una generación.

Comentarios

  1. Enrique says:

    me gustaria apostillar referente a sillas salvaescaleras en el cine, que en peliculas anteriores como “testigo de cargo” (Fenomenal interpretación de Charles Laughton)año 1957, ya se muestran sillas salvaescaleras. Y aprovecho para comentar que en el film “De repente el último verano” ,Elizabeth Taylor, Montgomery Clift, año 1959. Se muestra un sorprendente elevador residencial (ahora llamados homelift). Para terminar en “Berlín express” 1948, también aparece un peculiar ascensor.

  2. Laura says:

    Es verdad que las sillas salvaescaleras han aparecido en varias películas, pero quizás la más famosa o la película que le ha dado la fama sea la de los gremlims.

    En mi caso en concreto es esta escena la que recuerdo con sillas salvaescaleras, el resto no me suenan.

    Un saludo

    1. Dpt. Comercial de Reine says:

      Gracias Laura por tu comentario. Personalmente no recuerdo ésta escena, pero intentaré verla ya que resulta interesante. Un saludo

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *