Call us

+34 902 10 45 81

Lift, good-lifts and stairlifts

Together we find the best solution!

La decisión de instalar un salvaescaleras ya sea una silla o una plataforma, puede suponer dudas a quien se lo plantea. Las sillas y las plataformas salvaescaleras pueden ser soluciones a valorar para solucionar problemas de accesibilidad de un edificio o vivienda. Especialmente cuando no es posible la instalación de una rampa o de un elevador. ¿Como decidirse por una u otra solución?

 

Las sillas salvaescaleras son la mejor solución para el interior de una vivienda con distintas plantas. Las pueden utilizar personas con problemas de mobilidad que aun conserven autonomía, y también personas que utilizen sillas de ruedas. Aunque en este caso deberan disponer de otra silla en la planta en la que se desplacen. Su instalación es simple y no requiere obras ni reformas, de manera que se puede sobreponer a la escalera sin afectarla.

 

Por otra parte las plataformas salvaescaleras se suelen instalar en escaleras exteriores o interiores de edificios con acceso de usuarios que utilizen sillas de ruedas, cochecitos, o que simplemente tengan problemas a la hora de subir o bajar una escalera. La plataforma ocupa más que la silla salvaescaleras y por lo tanto requiere mayor ancho de superfície.

 

Tanto las sillas salvaescaleras como las plataformas salvaescaleras se pueden instalar en tramos rectos de escalera, con curvas y rellanos, y también con distintos grados de inclinación.

 

Una silla subeescaleras permite desplazarse cómodamente sentado y con seguridad, ya que todas ellas llevan un cinturon de seguridad y reposabrazos. Las plataformas salvaescaleras se utilizan sentados en la propia silla de ruedas, o bien de pie, sujetados a las barandillas de seguridad que incorporan, aunque también disponen de la posibilidad de incorporar una banqueta o asiento plegable para poder ir sentados.

 

Además de los reposabrazos, las sillas salvaescaleras disponen de asiento plegable y reposapiés, y muchas de ellas asientos giratorios para facilitar el acceso. Por lo que respecta a seguridad también disponen de sensores de obstaculos en los reposapiés. Habitualmente las sillas salvaescaleras disponen de mandos a distancia inalámbricos. Con ellos se puede enviar la silla a otras plantas sin tener que ir en ella. La mayoría funciona con batería, lo que les da autonomía para seguir funcionando en caso de interrupción del suministro eléctrico.

 

Asesorarse antes de decantarse por una silla salvaescaleras o una plataforma es la mejor opción. En enier elevadores disponemos de los mejores profesionales para ayudarle a ello.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *