Call us

+34 902 10 45 81

Lift, good-lifts and stairlifts

Together we find the best solution!

Es habitual que ante la necesidad de instalar un elevador en un hogar o en una Comunidad de Propietarios aparezcan problemas de espacio que planteen dudas sobre si será posible hacerlo.

Los espacios reducidos pueden afectar al hueco de la escalera, al foso, al espacio para situar la maquinaria o al escape superior de cabina. Por suerte, cada vez existen más soluciones para poder evitar los inconvenientes del espacio.

Plataformas, fosos, maquinarias y estructuras cada vez más reducidas permiten instalar elevadores en espacios donde hasta hace poco era imposible hacerlo y sin necesidad de hacer grandes reformas.

Los elevadores sólo necesitan entre 7 y 25 centímetros de profundidad de foso para poder instalarse en edificios que no estaban preparados para su instalación. Incluso existen modelos en los que no es imprescindible foso y pueden utilizarse con rampa de acceso, con el ahorro de espacio que eso significa.

Además de salvar la limitación del foso, la instalación de un elevador no requiere cuarto para máquinas, y precisa una menor altura del techo del último piso que un ascensor convencional, cosa que permite un mayor ahorro de espacio.

En cuanto a la plataforma de los elevadores, existen modelos con dimensiones reducidas de tan sólo 52 cm de ancho por 60 cm de fondo. Estas medidas los hacen ideales para huecos de obra y otros espacios de instalación reducidos.

Las ventajas de espacio además se traducen en una instalación económica y un fácil y rápido montaje.

 

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *