Llámenos

+34 902 10 45 81

Elevadores, montacargas y subescaleras

¡Juntos encontraremos la mejor solución!

Somos muchos de nosotros que utilizamos ascensores o elevadores de manera casi constante en nuestra vida rutinaria, bien para acceder al trabajo, a casa, o a un departamento de una institución pública. De hecho, es indiscutible que gracias a ellos, nuestra vida resulta más cómoda y son de gran ayuda para facilitar el desplazamiento a todas las personas y muy especialmente a aquellas que tienen dificultades de movilidad.

Sin embargo hay diferentes tipologías de elevadores y cabría matizar las particularidades que residen en cada de uno de ellos. Así, a la hora de elegir el adecuado, nos resultará más sencillo si poseemos información esencial que nos ayude a decidirnos por uno u otro dependiendo de nuestras prioridades y exigencias.

De este modo, los elevadores para pequeño recorrido resultan imprescindibles para facilitar el acceso a personas con movilidad reducida. Pueden instalarse al lado de las escaleras del edificio, de tal manera que se pueda continuar subiendo a pie  o bien mediante el elevador al que se puede acceder incluso a través de una pequeña rampa.

Estos elevadores para poca altura,  habitualmente son propulsados mediante un sistema electro-mecánico con tornillo sinfín o bien un sistema hidráulico. El sistema de tornillo sinfín consiste en una columna con rosca (macho) por la que se desliza una tuerca (hembra) que es solidaria al habitáculo, mientras que el hidráulico incorpora un pistón con aceite en su interior, que sirve para propulsarlo hacia arriba.  Para bajar, la tuerca del tornillo sinfín gira al revés y por tanto desciende hacia abajo, mientras que el hidráulico, el aceite del pistón retorna al depósito y de este modo el habitáculo es direccionado hacia abajo.

Por último, tenemos los elevadores hidráulicos verticales para mayores recorridos. Como hemos comentado, hay elevadores hidráulicos que se utilizan para superar desniveles con poca altura, pero también hay elevadores hidráulicos para instalar en edificios de hasta cuatro o cinco plantas, es decir en edificios con gran altura. Existen numerosos acabados y decoraciones de cabina, tipo de iluminación, modelos de puertas y un largo etcétera. Además, permiten decidir también la capacidad de carga, siempre disponible a partir de dos personas en adelante.

Sin duda alguna, tanto si nos decidimos por un modelo como por otro, lo que está claro es que proceder a la instalación de un elevador facilitará nuestro acceso a la vivienda y nos ayudará a ir más descansados en nuestra rutina diaria.

Comentarios

  1. Jorge Vergara says:

    Hola, necesito saber el valor de un ascensor para una casa de dos pisos

    1. JOAN DELLÀ says:

      Hola, necessito saber el valor de un ascensor para una casa de dos pisos, uni familiar.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *