Llámenos

+34 902 10 45 81

Elevadores, montacargas y subescaleras

¡Juntos encontraremos la mejor solución!

Las plataformas de recorrido vertical para la elevación de carga, suele ser un transporte exclusivo de mercancías y diversos tipos de objetos industriales. Este tipo de plataformas se caracterizan por la ausencia de una cabina y de un mando con el que controlarla en la propia plataforma. No obstante, sí que tiene un contorno de paredes o huecos para delimitar la superficie donde hay que depositar la carga, así como puertas en cada planta, automatizadas con el circuito de mando para facilitar el acceso.

Aunque pueda parecer fácil, para mantener una plataforma de carga es necesario estar formado, porque se requieren de algunos conocimientos técnicos. Lo único que tiene de sencillo es controlar las botoneras donde aparece el stop y el número de plantas, ya que es más o menos igual que la botonera que suele llevar un elevador convencional.

Antes de utilizar una plataforma vertical de carga hay que comprobar visualmente que todo esté correcto, sobre todo, las soldaduras, que las tuberías estén en óptimas condiciones de limpieza, que no haya fugas de circuitos hidráulicos, las conexiones eléctricas y de batería, etc.

Si la plataforma de carga sólo está certificada por el fabricante con el marcado CE, queda totalmente prohibido su uso para transportar personas, pudiéndose solo acceder a la plataforma para depositar o retirar la carga. Se permite un uso mixto (carga + persona)  si está certificada con la vigente Directiva de Máquinas  y dispone del preceptivo certificado CE de conformidad, expedido por un Organismo Notificado.

Se recomienda verificar que la plataforma en la que se vaya a trabajar este limpia de manchas de aceite u otras substancias, así como libre de obstáculos u impedimentos. Y es muy importante saber la carga máxima que puede soportar la plataforma y no superarla.

Una vez finalizado el uso de la plataforma de carga, es conveniente limpiarla. Es una manera de evitar que se acumule la suciedad y que de ella se deriven algunos problemas, y hay que procurar que los cables y la parte eléctrica de la maquinaria no se moje con agua. Como con la luz, cierra todos los contactos y asegúrate de que la plataforma quede bien inmovilizada.

Si tienes cualquier duda, puedes preguntarnos 🙂

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *